Left Volver a la tienda
Resumen de pedidos

Su cesta está vacía

La relación entre ser vital y saludable

Vitalidad y Salud

Una persona vital está llena de energía, experimenta positividad, tiene una gran resiliencia mental, es resiliente, se siente fuerte y en forma, y ​​está motivada. Tu vitalidad afecta directamente a tu salud. Ambos están estrechamente vinculados y se complementan en un proceso cíclico. Uno es energía y fuerza vital, el otro es el estado general del cuerpo y la mente. Si estás sano, estás libre de enfermedades y malestares.

La base de la vitalidad.

La buena salud es la base de la vitalidad. Porque el cuerpo y la mente funcionan mejor cuando están libres de enfermedades y malestares. Para garantizar una vitalidad fuerte, es necesario tomar ciertas decisiones. Siga un estilo de vida saludable. Esto significa prestar atención a lo que come, hacer ejercicio con regularidad y descansar lo suficiente.

La influencia en tu salud.

Una buena vitalidad puede contribuir a su salud. Por ejemplo, estimula tu sistema inmunológico. Por lo tanto, aumenta su resistencia a los patógenos y puede fortalecer la barrera cutánea. Tu mentalidad y resistencia al estrés también pueden mejorar gracias a tu vitalidad. Las personas vitales generalmente se sienten más enérgicas, más felices y más resilientes. Esto beneficiará su bienestar general.

Comida sana

La alimentación buena y saludable es una necesidad y condición básica para sentirse vital.
Una dieta saludable no sólo es importante para nuestra salud física
en el sentido más amplio, sino que también influye en tu salud mental.

ejercicio suficiente

El ejercicio reduce el riesgo de padecer afecciones médicas, como las enfermedades cardiovasculares.
El ejercicio adecuado también promueve la salud mental. El esfuerzo físico
proporciona una sensación de satisfacción.

¡Relajarse!

La sociedad requiere que estemos “activos” todo el tiempo. Es importante para su salud general tomarse conscientemente momentos de relajación. Si te gustan los deportes, ser creativo, disfrutar en familia o leer un libro; cada uno tiene su propia manera de
relajarse.

Elige la ayuda de la naturaleza

Para lograr y mantener el equilibrio, las hierbas adaptógenas como Jiaogulan, Rhodiola,
Ginseng y Ashwaganda pueden ayudarle. O pruebe hongos como Reishi
y Cordyceps.

Limpiar y desintoxicar

Una buena opción puede ser ayudar a tu cuerpo mediante limpieza y desintoxicación.
Toda nuestra gama está dirigida a hacerte sentir y mantenerte vital de forma natural.